la tricotilomania

La tricotilomanía ¿En qué consiste?

Existe en el mundo un gran número de trastornos que muchos ni siquiera identifican cuando se los mencionan por sus nombres. Es decir que, puede ser que los hayamos visto en alguien pero solo tengamos el conocimiento de que efectivamente es un problema, acertando en que es “algún tipo de desorden” sin saber el nombre real de este. 

En este sentido, muy probablemente has visto o conocido alguna persona ya sea niño o adulto que sufra de tricotilomanía, ¿te es extraño el nombre? ¿No sabes a qué nos referimos? ¡No te preocupes! Ahora, si te lo preguntamos de esta manera; ¿Has visto a alguna persona que se arranque el cabello y los vellos de su cuerpo?

Ahora es muy probable que puedas contestar afirmativamente que, si has visto o conocido sobre algún caso de estos. Entonces, vamos a explicar con más detalle qué es el trastorno de la tricotilomanía, a continuación. 

Podemos comenzar señalando que, consiste efectivamente en un trastorno que hace que la persona sienta deseos de  arrancarse de modo compulsivo el pelo de distintas partes de su cuerpo, lo cual termina por generar en la persona que lo padece, la pérdida de autoestima al desfigurar por completo la imagen de sí misma, incrementando a su vez, los niveles de estrés así como, de ansiedad.

Es importante aclarar que, puede darse el caso de que un niño tenga por costumbre halarse el cabello sin llegar al punto de arrancarlo, y esto no tiene relación con ningún problema grave, siempre y cuando desaparezca este hábito. Puede decirse entonces que, esto puede ser visto como un hábito tal vez molesto, pero sin presentar mayor trascendencia ni consecuencias. Por otro lado, se puede tratar entonces de tricotilomanía, que es cuando ya representa que existe un problema psicológico de gran importancia.

Por lo general, es un comportamiento que se manifiesta cuando la persona está sola, y cabe mencionar además que, no siempre el objetivo es el cabello de la cabeza, ya que también se puede evidenciar casos en donde la persona se arranca el pelo de otras partes del cuerpo como son; las cejas, las pestañas, la barba, entre otras zonas. Este trastorno puede llegar a presentarse de varias maneras, las cuales  describiremos a continuación.

Tipos de tricotilomanía que podemos encontrar

  • El comienzo temprano

    Este se da o se manifiesta antes de que el niño llegue a los ocho años de edad y normalmente es una situación que llega a corregirse por sí sola, pero se debe continuar realizando un seguimiento y así poder apreciar cómo evoluciona dicha situación, pues es muy probable que la situación continúe presentándose aun cuando ese niño llegue a una edad adulta.

  • El automático

    El sujeto se encuentra en este estado, cuando ya el hecho de arrancarse el pelo se realiza sin que la persona esté totalmente consciente de lo que está haciendo. Es decir, lo hace mientras se está concentrado en otro tipo de actividades como; pensar, estudiar, ver televisión, entre muchas otras. Este tipo de tricotilomanía llega a afectar a un ¾ de las personas que padecen dicho desorden.

  • La Consciente

    Ahora tenemos el caso contrario, aquí podemos ver como la persona tiene un cierto nivel de concentración en la acción que está llevando a cabo, la persona aquí posee un impulso que resulta ser imparable, que se presenta a su vez junto a un aumento de tensión que solo disminuye una vez que la persona comienza a arrancarse el pelo. Este tipo de tricotilomanía representa a ¼ de las personas que padecen este trastorno.

Algo frecuente de observar en las personas que padecen de este problema psicológico es que los tipos “consciente y automático” coexistan, es decir que, existe una especie de combinación entre ellos. Cuando estamos en presencia del tipo automático, el tratamiento más eficaz para confrontarlo es la reversión de hábito como lo señalaban “Azrin y Nunn, 1973” pero, cuando se trata del tipo consciente, son necesarias otro tipo de técnicas como por ejemplo; la terapia de aceptación y el compromiso.

Se debe enfrentar el problema para alejarse de el

Todo comienza porque la persona dé el primer paso, que es simplemente “reconocer lo que está ocurriendo” el afectado debe aceptar totalmente su condición y no solo basta con eso, de igual forma debe entender que se trata de un comportamiento totalmente compulsivo y grave que realmente, necesita recibir algún tipo de  tratamiento con prontitud.

Algunas personas deciden tratar de controlar la situación por su cuenta, en estos casos si no se logra, es importante hacer entender a la persona que no se trata de un fracaso. Pues controlar un trastorno sólo, únicamente con fuerza de voluntad puede ciertamente ¡ser posible! pero, es normal que sea el modo más difícil de lograrlo. Sin embargo, aceptar ayuda permitirá lograr dominar el problema con mayor rapidez.

Existen personas que en busca de una solución, se disponen a conseguir atención dermatológica, con el fin de atacar una supuesta “caída del cabello” pero por vergüenza no informan que se trata de un caso de tricotilomanía y que eran ellos mismos los que se arrancaron el cabello.

 Hacer esto, solo puede conducir a que se genere un diagnóstico erróneo y complicado, que conlleve a la compra y uso de  costosos tratamientos, corriendo incluso con el riesgo de padecer ciertos efectos secundarios graves, y terminar además, tales medicamentos siendo “ineficaces” porque en definitiva, no atacan la causa real del problema.

Por lo que, debe actuarse adecuadamente para resolver el problema de manera eficaz y dejar atrás el trastorno. 

No Comments

Post A Comment

Powered by