cuida tu salud

Cuida tu salud emocional con estas 10 recomendaciones

La salud emocional resulta ser un componente de gran importancia dentro de nuestra salud a nivel general, una persona emocionalmente sana es capaz de tener un total control de sus pensamientos, de sus sentimientos y de sus comportamientos en cualquier parte que se encuentre. 

De igual forma, quien es emocionalmente sano puede enfrentar diferentes desafíos a lo largo de la vida. Además, tiene una gran facilidad para poder recuperarse de los contratiempos regulares del día a día, se siente bien consigo mismo y las relaciones que establece son positivas.

No debemos confundir el estar emocionalmente saludables con tener felicidad, la salud emocional en buen estado solo se traduce en que el sujeto esta siempre consciente de sus emociones. Es decir que, puede sin problemas lidiar con estas, aunque se trate de emociones positivas o negativas.

Tales personas que se encuentran con un muy buen nivel emocional pueden experimentar estados de estrés, ira y tristeza. Pero la diferencia a una persona que no se encuentra estable emocionalmente, es que estas personas tienen una buena idea de cómo actuar y manejar sus sentimientos negativos. Pueden distinguir cuando un problema sobrepasa lo que pueden manejar por sí solos pero, también pueden identificar cuándo necesitan buscar ayuda profesional.

Toma el camino hacia el bienestar emocional

Un punto muy importante que debemos recordar es que, tener un estado emocional saludable es parte importante de nuestras vidas, esto nos permitirá desarrollar todo nuestro potencial sin impedimentos. De tal manera que, podremos ser mucho más productivos en nuestro lugar de trabajo y se pueden afrontar las múltiples tensiones que la vida cotidiana nos presente. El hecho de trabajar con otras personas se hace bajo un ambiente más agradable y podemos sentirnos más motivados  a contribuir con la sociedad.

Por otro lado, la salud física también se ve ciertamente influenciada por un buen estado emocional, cierto número de investigaciones han demostrado que efectivamente se presenta una relación entre un estado mental optimista y algunos signos físicos que representan un buen estado de salud dentro de los que se pueden mencionar por ejemplo: una presión arterial más baja, la reducción del riesgo de enfermedades del corazón así como, un peso más saludable, entre otros.

Puedes encontrar muchas maneras de mejorar o mantener un buen estado de salud emocional, a continuación 10 recomendaciones que te ayudarán:

  1. Sé una persona totalmente consciente de tus emociones y reacciones. Mantente siempre atento a identificar qué es lo que te hace ponerte triste, lo que te frustra o lo que le enoja en la vida. Luego, trata de resolverlo o de cambiar dichas situaciones o cosas que te perturban.
  2. Da a conocer tus sentimientos apropiadamente. Indica a los que están a tu alrededor, cuando exista alguna situación que te moleste. El hecho de contener sentimientos de tristeza o ira en tu interior, solo crea tensión acumulada que, con el pasar del tiempo llega a ocasionar problemas en las relaciones que se tienen dentro del trabajo, en la escuela o cualquier otro lugar.
  3. Piensa antes de realizar una acción. Las emociones pueden ser poderosas. Así que, toma tu tiempo para pensar y calmarte antes de poder decir o hacer algo que podrías llegar a lamentar.
  4. Maneja adecuadamente el estrés. En lo posible trata de cambiar todas esas  situaciones que te pueden generar estrés. De igual forma, aplica métodos de relajación que te ayuden a combatirlo tales como; la respiración profunda, la meditación y el ejercicio.
  5. Mantente equilibrado. Equilibra tu vida entre el trabajo y el juego, la actividad y el reposo. Date un tiempo para realizar esas  cosas que te gustan y concéntrate en las cosas positivas que tienes en tu vida.
  6. La salud física no debe quedar de un lado. Esta puede afectar directamente a tu salud emocional. Por lo tanto, has ejercicio regularmente, come de manera saludable y duerme lo suficiente. Y además, aléjate de las drogas y el alcohol.
  7. Relaciónate y socializa. Somos criaturas sociales por naturaleza por eso, siempre necesitaremos tener conexiones positivas con otras personas. Pacta una reunión para degustar de una buena comida, puedes también unirte a un grupo y saludar a otras personas.
  8. Encuentra cuál es tu propósito y significado. Establece lo que es importante para ti en la vida y enfócate en eso. Podría ser tu trabajo, tu familia, ser voluntario, la prestación de cuidados a otros, o alguna otra cosa. Pasa el tiempo haciendo lo que sea significativo para ti.
  9. Sé siempre positivo. Enfócate en las cosas buenas de tu vida, de ser necesario perdónate a tí mismo por cometer errores, y perdona a los demás. Comparte tiempo valioso al lado de personas sanas y positivas.
  10. Conéctate con tu espiritualidad. Existen muchas religiones pero también filosofías y estilos de vida que se conectan de una u otra manera a algo superior que da una sensación de bienestar y protección. Encuentra con cuál de estas formas te sientes cómodo y alimenta tu espiritualidad. 

Cabe mencionar que, aquellas personas que tienen una salud emocional estable, no son inmunes a llegar a presentar algunos problemas emocionales o padecer de algunas enfermedades mentales. En tales casos, podemos ver que, comúnmente estas son generadas por una causa física. 

Podría tratarse de algún tipo de desequilibrio químico en el cerebro a causa de estrés así como, por problemas relacionados con la familia, el trabajo o la escuela. Todos esto aspectos pueden llegar a desencadenar enfermedades mentales o empeorarlas si ya están presentes por factores genéticos.

Los grupos de apoyo, terapias con profesionales, así como, los medicamentos, pueden ser de gran ayuda para aquellas personas que tienen problemas emocionales o enfermedades mentales. Si tienes algún problema emocional o consideras que lo estás desarrollando, habla con tu médico para recibir la ayuda que necesitas y el tipo adecuado de tratamiento.

No Comments

Post A Comment

Powered by